jueves, 9 de mayo de 2013

* MARIO VALENZUELA, BASTIÓN OFENSIVO DE DIABLOS ROJOS



México, D.F. (diablos.com.mx / Vania Ravelo), 8 de mayo.- Con el bat como brasa, Mario Valenzuela se convirtió en el hombre a la ofensiva del primer juego de la serie entre Saraperos y Diablos, en el que los escarlata se impusieron por pizarra 27-5. El bateador designado conectó dos hits, uno de ellos un jonrón con casa llena en la primera entrada, y remolcó cinco de las carreras rojas.

“Estoy muy contento, aporté algo y encendí la mecha”, señala Valenzuela. “También estoy muy contento con mis compañeros a la ofensiva, respondieron muy bien y, en el pitcheo, Irwin Delgado tiró una salida de calidad, ahí van las cosas, esperemos que en la segunda parte de la temporada mejoren los resultados para el equipo, yo tengo mucha confianza en que así será, porque Diablos es un equipo muy balanceado, muy bueno, deberíamos estar mejor, pero esto es beisbol y a todos les pasa, hay momentos difíciles, pero tenemos la capacidad para salir de eso”, agrega el poderoso cañonero.

El de Isla San Marcos, Baja California, destaca el buen momento anímico y deportivo en el que llega la victoria para Diablos Rojos que ostenta el tercer lugar del standing de la Zona Norte, con marca de 20-19, a tres juegos de la posición de honor en la que se encuentran empatados Broncos de Reynosa y Acereros de Monclova.

“Así es, viene en el momento oportuno, nos da un poquito más de confianza, ya nos hacía falta un juego así, esa confianza va a crecer en el equipo, esperemos tener más consistencia en la segunda vuelta y ganar lo más que se pueda”, subraya.

“No he visto mucho de resultados, pero sé que está muy peleada la Zona Norte, hay que cerrar fuerte con esta serie, tratar de ganarla, si se puede con limpia, mucho mejor para llevarnos un buen sabor de boca y venir bien motivados a la segunda parte de la temporada”, agrega Valenzuela, quien cumple a cabalidad con el rol de bateador designado, encomienda que le fue asignada a consecuencia de una lesión en el codo sufrida durante la pretemporada.

“Afortunadamente, me está yendo bien, es la primera vez que estoy así, forzado, por la lesión del codo, pero estamos haciendo los ajustes necesarios para tener la consistencia a la hora de batear, no es fácil, batear es un arte, pero ahí estamos al pie del cañón para tratar de apoyar al equipo. Ya puedo tirar suave, cuando quiero hacerlo fuerte viene el dolor, necesita operarse, pero estamos haciendo un tratamiento para tratar de evitar la cirugía al final de la temporada, vamos a ver si en la segunda parte de la campaña está un poquito mejor para poder estar en los senderos”, explica el toletero.

Luego del abultado triunfo sobre Saraperos y después de que la novena de Saltillo se quedó con la serie disputada la semana pasada en el Francisco I. Madero, Diablos está listo para tomar revancha en el Foro Sol.

“Sí, por eso es bonito este deporte, porque hay revanchas; un día nos puede ir mal a la hora de batear y al otro puedes ser el héroe o te puede ir muy bien, es una lucha día con día, de consistencia, hay que buscar eso para estar al nivel y dar lo mejor de uno, para eso se prepara uno, porque la gente está acostumbrada a verte de ese manera”, finaliza Mario.

Para el segundo de la serie este miércoles en el Foro Sol, abre por Saraperos el derecho Francisco Daniel Gil (1-1, 6.38), mientras que por Diablos Rojos subirá al montículo Marco Duarte (1-2, 2.87).

No hay comentarios:

Publicar un comentario